ENTRENAMIENTO ON-LINE. ASESORAMIENTO A DEPORTISTA Y ENTRENADOR

GARCIAVERDUGO.COM

Colegiado nº 13214

© 2019 garciaverdugo.com

ENTRENAMIENTO PERSONALIZADO

El entrenamiento para especialidades de resistencia puede alcanzar diferentes niveles:

Desde el “qué vais a hacer hoy y lo hago con vosotros” o el a ver cómo me levanto y si me apetece salgo a entrenar” hasta un entrenamiento metódico y riguroso que ofrezco desde garciaverdugo.com.

Entrenar de forma científica no significa entrenar más y más fuerte. Significa optimizar el trabajo.

De todo el entrenamiento que se realiza, hay una gran parte que resulta inútil y que solo logra fatiga y gasto de energías. 

Si aprovechamos un pequeño porcentaje de esa parte de trabajo que se desperdicia los resultados pueden ser espectaculares.

A través del modelo DIPER se optimiza el entrenamiento ya que en todo momento tenemos conocimiento del “qué, cómo, cuándo y dónde” para que las cargas sean las que te hacen mejorar con la misma cantidad de esfuerzo que se realizaba anteriormente.

Si quieres ver, de forma global, en qué consiste esta metodología, te recomiendo que dediques unos minutos a ojear el resto de este documento para ver mi metodología (modelo DIPER) por el que te puedo dirigir si estás dispuesto y eres constante en los entrenamientos.

Cada apartado se ilustra con figuras que te serán muy familiares ya que se te enviarán periódicamente para que estés totalmente informado del curso de tu entrenamiento.

MI MÉTODO SE BASA EN LOS SIGUIENTES PUNTOS:

1. Conocimiento exhaustivo de las características del deportista. Para ello se ha diseñado un formulario previo que me va a dar una primera información como punto de partida para establecer los primeros pasos sobre el “viaje” que comenzaríamos juntos.

2. Establecimiento de objetivos. Éstos dependerán de tus posibilidades e intereses. Yo me adapto a ellos, tras haberlos consensuado contigo.  

    Podemos separarlos en diferentes categorías según su importancia pueden ser:

    A) Objetivos principales que, a su vez los desglosamos en:

    * Relativos a competiciones principales de la temporada.

    * Relativos a la mejora basados en marcas o registros.

    B) Objetivos secundarios: A lo largo de la temporada se pueden establecer otro tipo de objetivos, consistentes en pruebas o competiciones que, al tiempo que sirven para ir comprobando que vamos por el camino correcto, mantienen la tensión y la motivación para que no se vea tan lejos las competiciones importantes que le hagan “bajar” el estímulo.

3). Diseño de la planificación. Una vez establecidos los objetivos, se diseña la temporada en la cual, se contemplará todo el itinerario a seguir con el proceso de entrenamiento.

4). Asignación de tareas de entrenamiento. Cada 4 semanas, se envía al deportista un plan de entrenamiento con el trabajo a realizar. Dicho trabajo consiste en una serie de tareas con las necesarias instrucciones para que al deportista no le cueste su interpretación.

5). Entrega de tablas de ejercicios específicos. Junto con el pan anterior, se entregan las tablas de ejercicios necesarias para completar el trabajo a realizar. Estas tablas son todas personalizadas y confeccionadas, en función de las necesidades individuales y del momento de la periodización.

6). Determinación de las zonas o áreas funcionales del entrenamiento. Es la clave para la optimización de frecuencias cardiacas, zonas y ritmos de entrenamiento mediante un test (el test DIPER) diseñado por mí. Éste  es muy sencillo y solamente necesitaré la frecuencia cardiaca y los tiempos. Una vez interpretado, el test nos indica:

     * Los límites inferior y superior de cada zona o área funcional a través de:

     * La frecuencia cardiaca.

     * Los porcentajes del máximo

     * La velocidad de desplazamiento (ritmos o tiempos por kilómetro en carrera)

     * El Consumo máximo de oxígeno estimado (VO2max).

Todo ello se le explica al deportista ya que la información la considero determinante para que éste se implique en el entrenamiento con la convicción del por qué y el para qué se hacen las cosas.

7). Control y cuantificación del entrenamiento. En los casos que se considere necesario, se cuantifica la carga diseñada y realizada. Esto nos permite llevar mejor una progresión para temporadas sucesivas.

8). Seguimiento riguroso mediante la detección de las cargas y de la fatiga. En los casos en los que se considere necesario, se facilita una sencilla aplicación con un cuestionario que nos ayuda a detectar estos parámetros que, en muchos casos ayudan a rediseñar el entrenamiento y efectuar las correcciones necesarias para no desviarnos del camino trazado.

9). Comunicación permanente. Vía correo, Skype, Wathsap, etc.

En la galería de abajo, puedes pasar las imágenes correspondientes a los pasos anteriores y que si entrenas conmigo, te resultarán familiares.

También puedes esperar a que pasen automáticamente cada 10 segundos.

​

Si quieres que te amplíe información, presiona el botón de la derecha o envíame un correo a la dirección: contacta@garciaverdugo.com y te atenderé gustosamente.